Terremoto en Afganistán: Fuertes lluvias y sanciones impuestas al país obstaculizan labores de ayuda

Foto: cortesía Democracy Now!

Trabajadores de ayuda humanitaria y las autoridades afganas están intentando llegar a las zonas que han quedado devastadas por el terremoto ocurrido el miércoles cerca de la ciudad de Jost que dejó más de 1.000 personas muertas y más de 1.600 heridas. Fue el terremoto más mortífero en Afganistán en 20 años.

Se informa que pueblos enteros han sido destruidos. Las personas sobrevivientes están usando sus propias manos para rescatar a las personas atrapadas bajo los escombros. Las líneas de comunicación han quedado cortadas en algunas zonas y las lluvias torrenciales han arrasado varios tramos de carreteras, lo cual imposibilita el acceso a muchas de las áreas afectadas. Las recientes inundaciones han provocado la muerte de al menos 400 afganos.

Las autoridades talibanas solicitaron más ayuda internacional y dijeron que las sanciones impuestas a Afganistán han obstaculizado la capacidad del Gobierno para responder a las múltiples crisis que enfrenta el país. El miércoles, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU se comprometió a ayudar a Afganistán.

Jens Laerke: “Sabemos que [Afganistán] ya estaba al borde de [una crisis humanitaria]. La situación de seguridad alimentaria que atraviesa el país está cerca de ser una situación similar a la hambruna. Así que la gente ya estaba colgando de un hilo. Ahora, con el agregado de este desastre, las autoridades de facto en Afganistán han pedido ayuda a la ONU. Por supuesto que estamos listos para ayudar a la población afgana”.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos Relacionados