Una expresión de agradecimiento y reciprocidad

El abogado Orlando Gamarra. Foto cortesía

 

Por Ramón Jiménez

Entrevista con el abogado peruano-estadounidense Orlando Gamarra presidente del Comité de la Asociación de Ciudades Hermanas Arlington-San Miguel, convenio que fue firmado hace más de una década por autoridades de las dos ciudades. Arlington, una ciudad-condado ubicada en el norte de Virginia y vecina de Washington, D.C. cuenta con una población de unos 237 mil habitantes, muchos de ellos son latinos. San Miguel, es la ciudad más importante de la zona oriental de El Salvador y cuenta con una población de unos 285 mil habitantes.

Cabe destacar que el abogado Gamarra, experto en migración, es de origen peruano y ha viajado una decena de veces a esa ciudad salvadoreña, especialmente la última semana de noviembre, cuando ahí se celebra el Carnaval de San Miguel, un gigantesco festival gratuito amenizado por más de 50 orquestas y grupos musicales que tiene lugar el último sábado de noviembre en las principales calles y avenidas, donde desfilan decenas de carrozas y comparsas —incluyendo a la reina de Sister City, que viaja desde Arlington. En sus mejores épocas el Carnaval ha concentrado a más de un millón de asistentes.

Orlando Gamarra (a la izquierda) durante un reciente evento cultural de Sister City en la Biblioteca de Arlington. Foto: Roberto Burgos.

—¿Cómo fue que usted siendo un ciudadano peruano-estadounidense se envuelve en las actividades de una organización de salvadoreños como Ciudades Hermanas Arlington-San Miguel?

En el ejercicio de mi profesión como abogado en asuntos migratorios siempre he contado con la preferencia de la comunidad salvadoreña, por lo tanto, mi participación en el Comité de San Miguel es una expresión de agradecimiento y reciprocidad a su generosidad. Gracias a Walter Tejada, Will Salgado, Fausto Fonseca y los directivos de la Alcaldía de Arlington, quienes establecieron este lazo de hermandad hace muchos años, nuestro Comité ha desarrollado proyectos que han impactado la vida de muchos jóvenes salvadoreños.

—¿Cuál ha sido su mejor experiencia en los años que pertenece al Comité de ese capítulo de Arlington Sister City?

Gracias a nuestro programa de becas y apoyo constante, ver a nuestros estudiantes progresar intelectualmente y verlos ahora profesionales y contribuyendo con la sociedad salvadoreña es una satisfacción muy grande.

—¿Considera que se están cumpliendo los objetivos por lo cuales se firmó el convenio de Hermandad entre Arlington y San Miguel?

A nivel de Comité se están cumpliendo los objetivos en el campo educativo, deportivo y cultural. Aún debemos seguir trabajando para desarrollar programas que involucren a las dos municipalidades en proyectos de mayor envergadura.

Como presidente actual del Comité ¿cuáles han sido sus logros y qué proyectos tiene a corto y mediano plazo?. Sé que el próximo mes de junio tienen eventos importantes de cultura y una feria legal

Un logro importante es haber incrementado la membresía con profesionales del área, su generosidad para registrarse como miembros corporativos y su voluntad de asistir a nuestra comunidad en forma gratuita. A corto plazo nos esforzamos en desarrollar las actividades programadas para este año. A largo plazo, seguimos trabajando para que el Carnaval de San Miguel se lleve a cabo en Arlington y que nuestras autoridades municipales participen en programas de intercambio.

En el mes de mayo tuvimos la oportunidad de mostrar a nuestra comunidad americana y miembros de los comités de Aachen, Alemania; de Reims, Francia; e Ivano-Frankivsk, Ucrania; la historia, cultura y riqueza natural de El Salvador y San Miguel. Mi agradecimiento al licenciado Grego Pineda por su magnífica exposición en la Biblioteca de Arlington. En este lineamiento cultural, el 11 de junio tendremos la presentación de los poetas y escritores, Moisés Linares y José Vladimir Monge. Este evento se llevará a cabo en la Biblioteca de Arlington, 1015 N. Quincy St. de 2:30 -4:30 PM. Nuestra Feria Legal se lleva a cabo gracias a los abogados y notarios salvadoreños y abogados del área quienes proveerán asesoría y absolverán consultas en forma gratuita.

Gamarra (sentado a la der.) y su equipo de abogados. Foto cortesía.

Los salvadoreños son la comunidad más numerosa en la región metropolitana de Washington. ¿Existe alguna participación activa de esa comunidad hacia la organización que usted preside?

Siempre estaremos muy agradecidos por la excelente participación de la comunidad salvadoreña del DMV [el Distrito de Columbia, Maryland y Virginia] en todos nuestros proyectos; por más de 15 años también los empresarios han respondido a nuestro llamado con un espíritu muy generoso. Sin duda ellos han visto nuestras obras.

—¿Se incrementa cada año el número de personas que desean trabajar de cerca con su Comité? 

Cada año surgen nuevos voluntarios y elementos con vocación humanitaria; estamos muy agradecidos a los miembros del Comité que residen en San Miguel, ellos ya están bien organizados y con el patrocinio del señor alcalde Will Salgado podemos desarrollar nuestros proyectos en San Miguel.

—¿Existe algún acercamiento con la Embajada y el Consulado General de El Salvador en Washington, D.C. sin importar el gobierno en turno?

Recientemente tuvimos una reunión con el cónsul [en Woodbridge, Virginia] Guillermo A. Olivo Méndez; fue una oportunidad para conocer sus proyectos y también le expusimos los nuestros. Definitivamente, tenemos una alianza que beneficiará a nuestra comunidad. Nuestra organización es apolítica por lo que trabajamos con las autoridades de turno. Tocaremos la puerta de la Embajada cuando fuere necesario.

—¿Los dos años de pandemia afectaron de alguna forma el desarrollo de sus proyectos?

Efectivamente, nuestras actividades fueron restringidas, pero ya estamos recuperando el tiempo perdido y nos sentimos muy optimistas gracias a la colaboración de nuestros miembros tanto en Estados Unidos como en San Miguel.

—¿Cuales serían los elementos que faltan para que la organización Arlington-San Miguel Sister City crezca más?

Durante mi presidencia ya hemos logrado incorporar un buen número de profesionales; necesitamos invocar a los empresarios para que se decidan participar activamente; nuestros proyectos de educación, becas, deportivos, intercambio estudiantil, y otros de carácter cultural son de gran importancia para la formación de nuestra juventud. Nuestros esfuerzos están dando fruto, tenemos nuevos profesionales para un país más promisorio. Necesitamos más padrinos.

—¿Se sienten conformes con la cobertura que los medios de comunicación del área o salvadoreños le dan a las actividades que ustedes realizan?

Siempre han respondido a nuestro llamado, nuestro agradecimiento a usted y a MetroLatino, a Fausto Fonseca de Minuto 57; Tony Guzmán de Variedades de Washington; Gerardo Sánchez, de Así es Mi Gente; Miguel Vivanco de El Pregonero; a nuestros fotógrafos Pedrito Sorto y Roberto Burgos de El Salvador sin Fronteras. Mis disculpas por no mencionar a otros medios cuyos nombres no recuerdo en este momento.

 

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos Relacionados