Unos 6.500 trabajadores migrantes han muerto en Qatar, sede del Mundial de Fútbol de 2022

Foto: cortesía Democracy Now!

El periódico The Guardian informa que más de 6.500 trabajadores migrantes de India, Pakistán, Nepal, Bangladesh y Sri Lanka han muerto en Qatar desde que este país fuera elegido en 2010 para albergar la Copa Mundial de Fútbol de 2022.

Esa cifra representa un promedio de doce muertes de trabajadores migrantes por semana. Muchas de las personas muertas trabajaron en obras de construcción de los siete nuevos estadios de fútbol para la Copa del Mundo y en grandes proyectos de obras públicas vinculados con el próximo torneo.

El Gobierno de Qatar afirma que la mayoría de las muertes se debieron a “causas naturales”, pero activistas en defensa de los derechos de los trabajadores han vinculado muchas de ellas al estrés provocado por las temperaturas abrasadoras en los lugares de trabajo, así como a accidentes laborales, condiciones de hacinamiento e insalubridad en los campamentos donde viven los trabajadores y muertes por suicidio.

En 2012, Democracy Now! viajó a Doha, la capital de Qatar, y habló con el periodista nepalés experto en temas laborales Devendra Dhungana.

Devendra Dhungana: “Viven en las peores condiciones que puedan imaginar: 17 personas viven en una sola habitación, 50 personas comparten una pequeña cocina y tienen que hacer cola en la mañana para usar el baño. Además no hay extintores de incendios ni suministro de agua. Estos trabajadores sentían que estaban en cautiverio, sufriendo una especie de esclavitud moderna en Qatar, porque sus pasaportes fueron confiscados por la empresa y no tenían derecho a regresar a sus casas, ni siquiera en situaciones de emergencia, ya que no pueden acceder fácilmente a los documentos necesarios para salir del país”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados