Deporte, recreación y seguridad

Luisa Fernanda Montero

Para La Red Hispana

Durante todas las épocas del año las actividades deportivas ya sea a puerta cerrada o al aire libre hacen parte de la vida de niños y jóvenes. Por eso es importante tomar las precauciones necesarias y evitar accidentes.

De acuerdo con los datos de los Centros para Control de Enfermedades de Estados Unidos – CDC – las lesiones son la principal causa de muerte en menores de 19 años. Anualmente, cerca de 9.2 millones de niños entre 0 y 19 años de edad reciben atención médica en salas de emergencia por lesiones y unos 12,175 niños mueren por esta causa.

Es claro que todos queremos evitar accidentes y lesiones, pero a veces el descuido le gana a la precaución y las consecuencias pueden ser fatales.

Para empezar es importante monitorear las actividades extracurriculares de sus hijos. Si los ha inscrito en alguna actividad deportiva después de la escuela, debe asegurarse de las certificaciones de la institución en la que inscribió a sus hijos, conocer a los maestros e instructores e identificar las rutinas y las personas con las que su hijo estará compartiendo parte de su tiempo.

La meta es proteger y mantener seguros a nuestros jóvenes y ayudarlos a disfrutar de sus actividades. Los padres pueden hacer la diferencia siguiendo ciertos pasos para mantener a sus hijos seguros en campos de juego, canchas y escenarios deportivos.

Asegúrese de que su hijo cuente con el equipo necesario para practicar el deporte o la actividad que haya escogido y que cumpla con todos los requerimientos de seguridad como el uso de equipos de protección – cascos, rodilleras, coderas y bandas de protección en las muñecas –  además de las otras prendas deportivas adecuadas para la actividad o posición en que jueguen.

De acuerdo con la información difundida por los CDC es importante asegurarse de que esos equipos deportivos de protección estén en buenas condiciones. Un equipo del tamaño inadecuado puede incomodar y distraer pero además, es posible que  no ofrezca la protección necesaria.

Muchas veces el amor que le tenemos a nuestros hijos nos lleva a complacerlos en cosas en las que no deberíamos hacerlo. Si su hijo no tiene las condiciones necesarias para cierto deporte es mejor que lo entienda y lo supere. Si sus condiciones físicas no son adecuadas para determinada actividad su riesgo de salir lesionado puede ser mayor.

Es importante que los niños aprendan y practiquen las habilidades que requiere el deporte o la actividad que realiza. Por ejemplo, el manejo de las técnicas adecuadas de bloqueo y defensa son claves en la prevención de lesiones en la práctica de deportes como el  fútbol tradicional o el americano.

Las denominadas técnicas biomecánicas o relacionadas con el movimiento y la alineación, también juegan un papel en la prevención de lesiones en deportes como el béisbol. Además, asegúrese de incrementar la actividad poco a poco y en forma segura para mejorar la condición física del niño, ya que esto lo protegerá contra las lesiones.

Los cambios bruscos de temperatura pueden tener consecuencias. Dé tiempo a los niños deportistas para que se ajusten en forma gradual a las temperaturas calientes y a los ambientes húmedos,  así puede prevenir  lesiones o enfermedades relacionadas con el calor.

Los padres y los entrenadores deben estar muy pendientes de que durante estas actividades los jugadores estén hidratados y vestidos adecuadamente.

La comunicación entre padres, entrenadores y deportistas es siempre importante, igual que el buen ejemplo. Usted puede dar buen ejemplo practicando conductas seguras, como usar casco y seguir las normas de seguridad.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos Relacionados