Elecciones polarizadas

Por Teresa Gurza.

Este domingo 21 de noviembre una mujer y seis hombres buscarán los votos de 15 millones 30 mil 974 ciudadanos, para llegar a la presidencia de Chile. Si ninguno alcanza la mitad más uno, los dos punteros pasarán el 19 de diciembre a segunda vuelta.

En elecciones anteriores, la participación fue inferior al 50 por ciento; pero como éstas se realizarán en clima de polarización extrema, se estima más copiosa. Tienen entre otras características:

*Por primera vez desde la restauración de la democracia en 1990, no hay concertación de partidos de centro izquierda.

*Se elegirá también, diputados, senadores y consejeros regionales.

*Coinciden con investigaciones del Ministerio Público contra el presidente Sebastián Piñera, por posibles delitos tributarios en la venta de su minera Dominga en las Islas Vírgenes Británicas, revelada en los Pandora Papers, y cuyo último pago dependía de una decisión ecológica que solo él podía tomar.

Y con el rechazo del Senado a la acusación constitucional en su contra, por ese motivo.

*Coinciden también, con los trabajos de 154 convencionalistas, electos en mayo, para redactar una nueva constitución como resultado de los estallidos sociales de octubre de 2019.

*Ocurren a semanas de un vídeo donde exhibe armamento la organización Weichan Auka Mapu y de la declaración de “estado de emergencia” en La Araucanía, luego de enfrentamientos de mapuches y policías.

Las encuestas sitúan en primer lugar al abogado José Antonio Kast de 55 años, nacido en Santiago y populista de extrema derecha, admirador de Pinochet, opuesto a los movimientos feminista y ecologista y a muchos de los avances políticos y sociales logrados por Chile en los últimos 30 años.

Propone bajar impuestos, “para generar inversión y desarrollo” y lo postula la coalición Frente Social Cristiano creada este agosto; contendió por la presidencia en 2017, contra Piñera, sacando menos del 8 por ciento de la votación, pero ahora es visto como solución debido al perfil de los otros candidatos.

Las encuestas dan segundo lugar al diputado por la sureña Región de Magallanes, Gabriel Boric de 35 años, de la coalición Apruebo Dignidad creada en enero de 2021 por el Frente Amplio y Chile Digno, Verde y Soberano; y cuya votación en las internas izquierdistas de julio, creció por miedo al triunfo del comunista Daniel Jadue.

Propone un país más justo con salud y educación, dignas y universales; se le cuestiona poca preparación, inventarse un título universitario, nunca haber trabajado y un acoso sexual, que ha negado.

Yasna Provoste, 51 años, descendiente de indígenas Diaguitas del norte del país, profesora de educación física, senadora y tercera en las encuestas, fue destituida por el congreso en 2008 como ministra de Educación de Michelle Bachelet por desvíos de recursos públicos; es abanderada del Nuevo Pacto Social, formado este agosto por el Partido Demócrata Cristiano fundado en 1957 y el Partido Socialista, en 1933.

Su lema: “contra la derecha, que propone orden sin cambio y la izquierda, que propone cambios sin orden”.

La DC, que se opuso al gobierno de Salvador Allende, se alió después del golpe militar con la centro-izquierda en la defensa de los derechos humanos y la recuperación de la democracia y fue parte de la concertación de partidos que llevó al poder a los democristianos Patricio Aylwin y Eduardo Frei Ruíz Tagle y los socialistas Ricardo Lagos y Michelle Bachelet.

Sebastián Sichel, abogado santiaguino de 44 años, ex ministro de Piñera y cuarto en las encuestas tras vencer en julio a candidatos emblemáticos de derecha, parecía ganador con sus propuestas de cambios sin violencia y atención a los problemas de la gente, pero se desinfló cuando se postuló Kast y por su deficiente desempeño en los primeros debates.

Saltó a la fama dando a conocer su programa de gobierno, en televisivos de farándula; donde también contaba que había sido “niño pobre, pero de ojos azules que, por el comportamiento racista de la sociedad chilena, sobresalía entre los alumnos becados en colegios de la élite”.

Los analistas dicen que como la intención de voto por Kast y Boric no pasó del 35 por ciento, los indecisos podrían favorecer posiciones centristas como las de Sichel por la derecha o Yasna por la izquierda.

Contienden también, Franco Parisi de 54 años, populista de centroderecha y fundador en 2019 el Partido de la Gente que, con 43 mil militantes, es la segunda colectividad política en número; superado solo por el Partido Comunista.

Vive en Estados Unidos, ha hecho campaña únicamente en redes sociales y no estará en Chile para la primera vuelta; sus detractores afirman, que solo busca allegarse los cerca de dos dólares que por cada voto recibido da a los candidatos el Servicio Electoral para solventar compromisos de campaña, y él usaría para pagar deudas por pensión alimenticia de sus hijos.

Eduardo Artés, 70 años, postulado por Unión Patriótica y de “izquierda dura”.

Marco Enríquez-Ominami, 48 años, del Partido Progresista.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos Relacionados

  • Ese momento definitivo

  • Desaceleración en China

  • Concurso “Miss World Peru-USA 2022”