Funcionario del Gobierno de EE.UU. admite errores en Gaza

Foto: cortesía Democracy Now!

Uno de los principales asesores de política exterior del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, admitió que el Gobierno ha cometido “errores” con respecto a Medio Oriente.

Durante una reunión a puertas cerradas con líderes estadounidenses de origen árabe en el estado de Michigan, el asesor adjunto de Seguridad Nacional Jonathan Finer fue grabado diciendo: “Somos muy conscientes de que hemos cometido errores en nuestra respuesta a esta crisis desde el 7 de octubre”.

En la conversación, Finer también dijo: “No tengo ninguna confianza en el actual Gobierno de Israel”. Finer viajó a Michigan después de que líderes estadounidenses de origen árabe prometieran emitir un voto “no comprometido” en las primarias de Michigan de febrero debido al apoyo de Biden al ataque de Israel a Gaza.

La opción “no comprometido” indica que los votantes apoyan al partido, pero no están a favor de ninguno de los candidatos que aparecen en la papeleta de votación.

Tribunal de Países Bajos ordenó detener la exportación de piezas de aviones F-35 a Israel

Foto: cortesía Democracy Now!

En los Países Bajos, un tribunal ha ordenado al Gobierno que detenga la exportación a Israel de piezas de aviones de combate F-35 fabricadas en Estados Unidos.

En el fallo, uno de los jueces escribió: “Es innegable que existe un riesgo claro de que las piezas de F-35 exportadas se utilicen en violaciones graves del derecho internacional humanitario”.

En noviembre, la organización Oxfam y Amnistía Internacional demandaron al Gobierno de los Países Bajos y afirmaron que las transferencias de armas violaban las obligaciones de dicho país en virtud del derecho internacional de prevenir crímenes de guerra.

Protestan contra la complicidad y el silencio de instituciones de arte sobre Gaza

Foto: cortesía Democracy Now!

El sábado, en Nueva York, cientos de activistas por los derechos del pueblo palestino ocuparon el Museo de Arte Moderno o MoMA, lo que obligó a cerrar el museo al público.

Los manifestantes desplegaron enormes pancartas y repartieron folletos que imitaban a los del MoMA en los que criticaban a los administradores del museo por sus inversiones en armamento israelí y otras industrias.

Se organizó otra protesta frente al Museo de Brooklyn. Las movilizaciones se produjeron al tiempo que una carta abierta firmada por más de 100 trabajadores culturales condenaba el “vergonzoso silencio de nuestras instituciones mientras Israel comete un genocidio en Gaza”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados