Legisladores contraen COVID-19 tras resguardarse durante la insurrección en el Congreso con republicanos que se rehusaron a usar mascarilla

La congresista Bonnie Watson Coleman. Foto: cortesía Democracy Now!

Al menos dos miembros del Congreso han contraído COVID-19 después de la insurrección del miércoles.

La demócrata Bonnie Watson Coleman, del estado de Nueva Jersey, una sobreviviente de cáncer de 75 años de edad, cree que estuvo expuesta al virus mientras se refugiaba en una sala para ser protegida de los partidarios de Trump que invadieron el Capitolio. Videos muestran a varios legisladores republicanos negándose a usar mascarilla dentro de la abarrotada sala.

También dio positivo la congresista Pramila Jayapal, quien ocupa un escaño de la Cámara de Representantes en representación del estado de Washington, y quien ha estado haciendo cuarentena en su casa desde los disturbios. Jayapal dijo que los legisladores que se nieguen a usar mascarilla deben ser multados y que deben ser retirados de la cámara por el sargento de armas.

Seis legisladores, todos republicanos, han dado positivo por coronavirus desde que el 117.º Congreso de Estados Unidos prestó juramento el 3 de enero. La mayoría de los legisladores han recibido una dosis de la vacuna contra la COVID-19 fabricada por la farmacéutica estadounidense Pfizer, pero aún no se les ha administrado la segunda inyección, que confiere una mayor protección contra la enfermedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados