Lluvioso Domingo de Ramos en la región de Washington, D.C.

Aprovechando que la lluvia se calmó, el pequeño Jordi luce su bonita Palma afuera de la Iglesia San Miguel Arcángel en Silver Spring, Maryland mientras otros feligreses salen rumbo a sus casas al finalizar la misa. Foto: cortesía Álvaro Torres.

Por Ramón Jiménez

Contrario a otros años, cuando miles de feligreses se congregaban en los numerosos templos católicos diseminados en la región metropolitana de Washington y condados vecinos en los estados de Maryland y Virginia, este 2021 no fue muy numerosa la asistencia debido a la pandemia.

Por tal motivo faltaron los coloridos desfiles de palmas —que en un principio, según la Biblia, fueron ramas de olivo—; pero quienes asistieron este 28 de marzo lo hicieron con la misma devoción, y como premio recibieron su pequeño recuerdo en forma de cruz hecho de plantas naturales.

En el mundo católico este es el último Domingo de la Cuaresma, y es cuando se celebra la entrada triunfal del Maestro Jesucristo en Jerusalén, una ciudad sagrada que lastimosamente a más de dos mil años todavía es disputada por israelíes y palestinos.

Las celebraciones litúrgicas en el área metropolitana de la capital estadounidense y ciudades aledañas, tuvieron lugar a pesar de que toda la mañana y parte de la tarde, no paró de llover, y solo por momentos se calmaba.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados