Salvadoreños del área de Washington denuncian fraude electoral en su país

Algunos de los participantes en la vigilia frente a la Mansión Presidencial. Foto cortesía.

Por Ramón Jiménez

Una vigilia para protestar contra lo que los manifestantes llaman “fraude electoral en El Salvador”, tuvo lugar este jueves 8 de febrero frente a la Casa Blanca en Washington, D.C.

Los participantes exigen al Tribunal Supremo Electoral (TSE) que se repitan las elecciones y se garantice que sean transparentes.

Por medio de pancartas pidieron al presidente Joe Biden que no reconozca la elección Bukele por fraude.

No solamente repudian el fraude electoral en las elecciones del domingo 4 de febrero sino también la autoproclamación del candidato y presidente Nayib Bukele, quien se autodenominó presidente a pesar de que su inscripción fue ilegal. El anuncio lo hizo solo pocas horas de finalizado el escrutinio y cuando el TSE no tenía ningún dato oficial.

Bukele cuenta con un permiso de ausencia del cargo durante seis meses, que vence el próximo 1 de junio, que es cuando supuestamente será juramentado como presidente de la república.

El activista Mario Gómez leyó una serie de peticiones que deben cumplirse para que las elecciones sean confiables.

Entre otras cosas, exigen «que se anule el proceso electoral en su totalidad, la destitución inmediata de todos los actuales magistrados del Tribunal Supremo Electoral, y el nombramiento de nuevos magistrados con representación de todos los partidos políticos que cumplan con la constitución de El Salvador».

«Pedimos que se convoque a nuevas elecciones sin la participación del candidato ilegal Nayib Bukele, por estar inhabilitado por la Constitución de la República de El Salvador y que el proceso electoral no sea electrónico, tiene que ser mediante una papeleta electoral que cuente con un patrón electoral», exigieron entre otras peticiones.

Hubo personas como una abogada salvadoreña residente en Estados Unido que no participó en la vigilia de Washington, pero quiso dar su opinión, aunque pidió que su nombre no sea publicado.

«En mi calidad de abogada, salvadoreña y viviendo en territorio extranjero, me siento defraudada porque desde que la actual Asamblea Legislativa —en su mayoría conformada por diputados del partido Nuevas Ideas tomó posesión—, desmanteló el ordenamiento jurídico existente e instaló nuevas personas que ya no son garantes de un sistema judicial justo; sino que son obedientes a la voluntad única de un hombre, quien ha demostrado que lo único que le interesa es permanecer en el poder», señaló.la abogada.

Enfatizó la profesional que con su total poder [de Bukele] el domingo 4 de febrero quedó en evidencia que no existen regulaciones legales que garanticen las libertades, que han fueron establecidas en la Constitución de 1983, la que fue violada en todos sus artículos referentes al orden institucional como por ejemplo en el nombramiento de funcionarios, ya no existen.

«En consecuencia es un fraude total donde no hay transparencia ni respeto alguno. Sobre todo, los derechos más vulnerados son los de la mayoría de salvadoreños; que hoy son presos de miedo a los organismos como la PNC y el ejército. Y sin olvidar decir la reelección es inconstitucional. El Tribunal Supremo Electoral no existe como autoridad. Hoy los magistrados son controlados y justifican lo ilegal e injusto. No hay garantías en nuestro país», apuntó la abogada, a quien identificamos pero no damos a conocer su nombre por cualquier represalia.

También, el Frente Intercontinental del FMLN denunció un día después de las elecciones un fraude electoral anunciado y consumado.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados