Desaceleración                 

Foto: elciudadano.com

Por Isaac Cohen*

Había justificado optimismo respecto a la economía de Estados Unidos, al comienzo del verano, como lo demostró la vigorosa creación de 2 millones de nuevos empleos en junio y julio. Sin embargo, en agosto y septiembre, el creciente contagio causado por la variante Delta del coronavirus condujo a la creación de apenas 590,00 nuevos puestos de trabajo. El Departamento de Comercio confirmó, la semana pasada, que el crecimiento económico en Estados Unidos durante el tercer trimestre, que terminó en septiembre, descendió a una tasa anual de 2 por ciento.  Además, los trastornos en las cadenas de abastecimiento junto a los precios más elevados de las materias primas, tal como el petróleo que ascendió desde $62 por barril en agosto a más de $80 la semana pasada, estaban generando presiones inflacionarias.  Los precios al consumidor subieron 1.3 por ciento durante el tercer trimestre, a una tasa anual de 5.4 por ciento, mientras que los salarios también aumentaron 4.2 por ciento desde el año pasado, pero aún por debajo de la tasa de inflación.

El Presidente de la Reserva Federal Jerome Powell, en una conferencia virtual patrocinada por el Banco de Pagos Internacionales y el Banco de Reserva de Africa del Sur, dijo que estos trastornos “pueden durar más de lo esperado” y confirmó que el banco central comenzará a reducir sus compras de activos. El presidente Powell concluyó, “Sí pienso que es tiempo de recortar…no pienso que sea tiempo de aumentar la tasa de interés.” (The New York Times 10|3|21).

*Analista y consultor internacional, exdirector de la Oficina de la CEPAL en Washington. Comentarista de economía y finanzas de CNN en Español TV y radio, UNIVISION, TELEMUNDO y otros medios.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos Relacionados

  • El voluntariado en el Perú

  • Suelos saludables para una vida saludable

  • Caída