Doña Beni, luchadora por los inmigrantes, deja un gran legado en Nueva York

Doña Beni, como la conocían a Benilda Rojas, luchó por los inmigrantes.
Por Roberto Bustamante
Nueva York. Un profundo pesar causó la noticia del fallecimiento de la luchadora social Benilda Rojas Altamirano, quien vivió sus últimos años en New Rochelle, Nueva York. Doña Beni, como la conocían cariñosamente, ha sido la madre del reconocido abogado peruano-estadounidense Martín Sánchez Rojas.
Rojas Altamirano, de 84 años, dejó de existir el pasado 8 de diciembre de 2019 después de una prolongada lucha en contra la demencia. Ella estuvo rodeada por su único hijo Martin Sánchez Rojas, su nuera Wendy Rose Sánchez y sus nietos, Gabe y Bobby Sánchez. Su familia la recuerda como una persona generosa, optimista, con humor y enorme corazón.
Todos coinciden en afirmar que doña Beni ha sido una mujer carismática quien demostró su solidaridad y apoyo a los inmigrantes, habiendo participado en actividades en defensa de sus derechos y marchas frente a la ONU en Nueva York.
En 1969, migró con su familia a los Estados Unidos y trabajó como ama de llaves. Obtuvo su certificación como CNA y se desempeñó como auxiliar de enfermería en Long Beach, Nueva York. Era una mujer desprendida y no vacilaba en ayudar a los inmigrantes recién llegados. Su hogar en Long Beach, prácticamente se convirtió en un santuario para las familias inmigrantes peruanas y de otras naciones.
En la década de los 70, se dio tiempo para unirse a otros trabajadores e inmigrantes y líderes latinos interesados respaldar la amnistía para miles de inmigrantes. Al mismo tiempo, Rojas Altamirano era firme defensora de los derechos indígenas en el Perú y abogó para que los niños inmigrantes en los Estados Unidos mantengan su identidad cultural y herencia de sus países de origen.
En New Rochelle, donde pasó sus últimos años, Doña Beni, a menudo compartía pan, café caliente y regalaba vestidos a los trabajadores sin techo que padecían de frío en la avenida Union en New Rochelle.

Benilda Rojas con Martín Sánchez y familiares.

En la década de los años 1960, dona Beni, trabajaba en la fábrica de papel en Chosica y llegó a ser delegada y líder sindical de la CGTP.
Rojas Altamirano, nació en 1935 en la región andina de Ayacucho. Sus padres fueron Luis Rojas Huay, Oficial de policía (fallecido en 1979) y María Altamirano, (fallecida en 1944). Desde muy niña aprendió a comunicarse en quechua. Cuando tenía 9 años, se mudó a Chosica, Perú. Sobreviven sus hermanos Gioavanna, Pablo Luis, Mario Quispe, sus sobrinos, nietos y otros parientes.
El sábado 21 de diciembre de 2019 de 3PM a 6PM se realizará el servicio fúnebre a cargo de Lloyd Maxcy Funeral Home en New Rochelle ( www.lloydmaxcy.com) En lugar de enviar flores, se recomienda una donación al  Columbus Chess Club -https: //columbus.nred.org.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos Relacionados