La Peña Cultural de regreso a Silver Spring

Después de un receso de varios meses regresa a su sitio de costumbre la Peña Cultural de los Viernes, que organiza el colectivo literario Alta Hora de la Noche, Casa de la Cultura El Salvador y el co-patrocinio del Consulado General de ese país.

Los invitados a la noche de poesía, música y amistad el viernes 31 de enero a las 6:30pm son los poetas Tatiana Figueroa Ramírez (de Puerto Rico) e Indran Amirthanayagam, quien es originario de Sri Lanka, pero habla y escribe en español.

Como de costumbre, la presentación de la Peña Cultural es en 926 Philadelphia Ave., Silver Spring, Maryland, que es la sede del Consulado General de El Salvador.

Indran Amirthanayagam. Foto: Tamilculture.

Además de poesía, habrá música por el guitarrista Carlos Rubén y micrófono abierto para quienes deseen mostrar sus aptitudes en diferentes ramas del arte.

Habrá una pequeña recepción. La entrada es gratis, pero los organizadores aceptan cualquier donación para cubrir gastos de los siguentes eventos.
—————————————————————————-

A continuación un mini-cuento de la poeta dominicana Sofía Estévez.

Para Ana y su abuelita Catalina 

Cuando abuelita Catalina salió de El Salvador su cantón olía a pólvora y carne quemada. Abuelita es una mujer con bríos de volcán, pero a veces cuando llueve, se convierte en un bollito de huesos apretados.
– Abuelita, no son soldados, es un aguacero- la convenzo. Entonces, sus dedos son persianas que se abren sobre sus ojos lacerados de recuerdos.
Abuelita Catalina no pudo criar a sus hijos, se los dejó a su madre, y cuando los trajo a este país después de tantos años, ellos ya no la conocían, después, la dejaron a ella, cuando mi mamá se fue, yo me quedé con mi abuelita.
Yo no he visto los lagos, ni los volcanes, ni los cafetales, ni los izotes en flor, ni las huertas de abuelita Catalina, pero los conozco bien.
Hace unos días, la niña Maricela nos vino a visitar y convenció a mi abuelita que ya se puede regresar a su país.
-Cipotilla linda, ojos de pacón
cabellos de icacos, corazón de atol
guarda el delantal que ayer te bordé
que en abril nos vamos para El Salvador- cantaba abuelita Catalina y se reía por los ojos.
– Abuelita, ¿qué te pasa?, a ti no te gusta viajar. 
– Ana, corazón, tenemos que llegar en abril, los cantones huelen a nance, jocote y mango.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos Relacionados