La Tregua

Grego Pineda.

Por Grego Pineda*

La novela “La Tregua”, de Mario Benedetti, escrita a manera de un Diario Personal, su redacción es simple y sencilla –lo que implica una virtud de tan grande escritor—, y esto provoca una comodidad en el ritmo de lectura y pronto cunde la sensación de estar hurgando las anotaciones íntimas de un ser humano que, por descuido, nos deja enterarnos de sus pensamientos y sentimientos cotidianos. El protagonista es un hombre de cincuenta años, empleado en un despacho contable, viudo, con tres hijos que los ha criado lo mejor que ha podido y está a punto de jubilarse. Dos de sus hijos parece que lo odian. Los recuerdos de Isabel, su esposa muerta, están por allí, regados.

Aunque el dueño del Diario es un hombre anodino, su monotonía se rompe cuando una mujer joven se cruza en su vida y cada día sus anotaciones se vuelven intensas, curiosas, reflexivas, y no obstante, el narrador no pierde su manera directa y simple de plantearse temas universales y los decide, aclara y replantea de tal forma que viabiliza no solo su vida otoñal, sino también la del lector.  El romance establecido en su anotación del domingo 19 de mayo es por sí una historia dentro de la historia. Paralelamente su hija le informa que su hermano, el hijo consentido del protagonista, es homosexual y a estas alturas ya conocemos a cada personaje de su oficina que a su vez le han venido confiando infidelidades, frustraciones, y recuerdos que nos pintan la época.

El atento lector podría presumir de intuir como terminará la novela, pero el final se vuelve arrebatador y la ansiedad de enterarse de los repentinos desenlaces hace que se quiera apresurar las páginas y luego, sin advertencia, deviene el abismo del final o el final del abismo. Y por mi aprehensiva lectura no pude detenerme a tiempo y he caído en ese vacío tan magistralmente preparado para lectores ansiosos como yo. Quién sabe, quizá mañana empiezo mi propio Diario.

*Articulista del MetrolatinoUSA y escritor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos Relacionados

  • Verdadera transformación

  • Fundación Puro Perú celebra la cultura en Fiesta DC

  • Un secreto bien guardado es el Jardín Botánico de Wheaton