Tercer legislador da positivo por COVID-19 tras la insurrección en el Capitolio de EE.UU.

Foto: cortesía Democracy Now!

Algunos demócratas denuncian los vínculos de republicanos con los disturbios.

El congresista estadounidense de Illinois Brad Schneider es al menos el tercer legislador en dar positivo por COVID-19 luego del ataque al Capitolio, durante el cual varios legisladores republicanos se negaron a usar mascarilla dentro de una abarrotada sala donde los congresistas se refugiaron.

La Cámara de Representantes adoptó el martes una nueva regla que multará a los legisladores que se nieguen a usar mascarilla dentro de la cámara legislativa. Los infractores se enfrentarán a una multa de 500 dólares por la primera falta. El segundo incumplimiento incurrirá en una multa de 2.500 dólares, que se deducirá de su salario.

La congresista demócrata Mikie Sherrill, que representa al estado de Nueva Jersey en la Cámara de Representantes, dijo el martes que presenció a colegas republicanos cuya identidad no ha sido revelada haciendo recorridos de “reconocimiento” dentro del Capitolio un día antes del ataque. Sherrill declaró que se asegurará de que esos legisladores rindan cuentas por sus acciones.

Mientras tanto, la congresista de Nueva York Alexandria Ocasio-Cortez sostuvo que tuvo un “encuentro muy cercano” durante el asedio al Capitolio en el cual temió por su vida. Ocasio-Cortez se abstuvo de brindar más detalles, pero dijo el martes en una transmisión en vivo por Instagram que los congresistas de derecha contribuyeron al miedo que tuvo ese día.

Rep. Alexandria Ocasio-Cortez: “Por mi parte, yo ni siquiera me sentí segura cuando estaba en la sala aislada para proteger a los congresistas de la turba porque allí había partidarios de QAnon y de la supremacía blanca, para ser honesta, miembros del Congreso que son defensores de la supremacía blanca, a quienes conozco y quienes yo sentía que podrían revelar mi ubicación”.

Ali Alexander, una de las líderes de la manifestación de la semana pasada bajo el lema “Stop the Steal” (Detengan el robo, en español), ha dicho que tres miembros republicanos de la Cámara de Representantes ayudaron a organizar el violento ataque contra el Capitolio: Andy Biggs, el líder del Bloque de la Libertad del Congreso; Paul Gosar, representante del estado de Arizona; y Mo Brooks, representante del estado de Alabama.

Las fuerzas del orden investigan a oficiales involucrados en los disturbios del Capitolio de EE.UU.

El FBI advierte de movilizaciones armadas en los próximos días.

En todo Estados Unidos, las fuerzas del orden y el Ejército están investigando si sus miembros participaron en el violento ataque de la semana pasada. La policía de tránsito de la ciudad de Filadelfia está investigando a siete agentes que participaron en la insurrección. El FBI ha abierto alrededor de 170 casos contra personas involucradas en el ataque y anunció que iniciarán otros cientos más en las próximas semanas. Hasta ahora se han presentado cargos contra más de 70 personas.

Esto se produce al tiempo que el FBI advierte que los partidarios de Trump planean realizar protestas armadas en todo el país en víspera de la investidura presidencial de Biden la próxima semana. Capturas de pantalla de contenido archivado parecen mostrar planes de organizar grandes movilizaciones armadas en la ciudad de Washington D.C. este fin de semana. Los planes, publicados por la agrupación The Patriot Action for America, incluyen enviar a 15.000 extremistas armados para que rodeen edificios gubernamentales y cierren el centro de Washington D.C.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos Relacionados

  • El voluntariado en el Perú

  • Suelos saludables para una vida saludable

  • Caída