Nuevo señalamiento a jueza nominada a la Corte Suprema por Trump

Foto: cortesía Democracy Now!

 Ha trascendido que participó en la junta de una escuela que no admite estudiantes ni docentes de la comunidad LGBTQ.

La agencia de noticias Associated Press ha revelado que la nominada a la Corte Suprema de Estados Unidos, Amy Coney Barrett, sirvió durante casi tres años en la junta de una escuela privada cristiana que prohibía abiertamente que trabajaran allí docentes homosexuales y que, en efecto, no admitía el ingreso de niños con padres del mismo sexo.

Trinity Schools, que tiene escuelas en los estados de Indiana, Minesota y Virginia, está afiliada al hermético grupo religioso People of Praise, al cual pertenece Barrett desde hace mucho tiempo. Las escuelas enseñan a los estudiantes que la homosexualidad es una abominación en contra de Dios.

La Comisión de Asuntos Judiciales del Senado planea votar sobre la confirmación de Barrett el día jueves, a pesar de las protestas de los demócratas, que acusan a los republicanos de apresurar la confirmación para llevarla a cabo antes de las elecciones.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Artículos Relacionados

  • El voluntariado en el Perú

  • Suelos saludables para una vida saludable

  • Caída